PARA TERMINAR, DE NUEVO, DOS PARTIDOS EN UNO. Última jornada, segunda fase sénior femenino.

BALONCESTO VEGADEO 31 vs 53 CD ART-CHIVO BLANCO 8 de MAYO del 2016

PARA TERMINAR, DE NUEVO, DOS PARTIDOS EN UNO

Arranca el último partido de la temporada con ánimo y ganas de tener una buena despedida por ambas partes. Atacando contra zona casi todo el partido, Vegadeo parece estar cómodo, encontrar balones interiores y buenas situaciones de tiro tras pase, lo que le hace tomar una leve iniciativa. Art-Chivo se va situando de la mano de su jugadora más incisiva, en acciones individuales, y ya teniendo el punto de mira afinado para el tiro exterior. Con más predominancia del ataque que de la defensa, pasa el cuarto igualado con 2 arriba para las visitantes.

En el segundo periodo quieren imponer las ovetenses su juego. Buena circulación y agresividad para atacar el aro les permiten un parcial de 2-9 en su primera tentativa para romper el choque. Parece que las capitalinas ven los huecos en la zona de las veigueñas, que ya han dejado la defensa individual. Poco a poco las locales van cerrando vías de agua y corrigiendo los desajustes, mientras siguen madurando el estático planteamiento defensivo rival, para poder anotar incluso en alguna contra, y recuperar puntos en el parcial que se sitúa con 4 arriba en el descanso.

El parón del intermedio viene con las jugadoras cargadas de un mensaje claro: el partido se gana en defensa. El aro se hace pequeño y los espacios desaparecen en ambos lados de la pista. Tiene un respiro Art-Chivo con un triple y tiros libres que vuelve a estirar el marcador hasta los 8. Llega, una vez más, la reacción de Vegadeo, algo atascadas en ataque, pero siempre voluntariosas. Penetraciones y situaciones de 1×1, pero ya con juego menos colectivo, para estar de nuevo a 3 con minuto y medio de cuarto por jugarse. Aquí situamos el punto de inflexión que cambia la escena. En esos 90 segundos restantes, las visitantes suman 7 puntos desde el tiro libre por faltas de las occidentales, algunas necesarias y otras llegando tarde. Una máscara a lo visto en el cuarto, pero que complica el partido, con 9 abajo.

No se detiene la sangría. Con la misma poca actividad, las ovetenses huelen la sangre y continúan hurgando en la herida, ante un equipo veigueño al que no le salen las cosas en ataque y que baja los brazos y las revoluciones en defensa. El parcial arrastrado entre ese minuto del cuarto anterior y los primeros 7 de este es un absoluto 1-20 que cierra el partido.

Este encuentro final es un reflejo de la temporada. Nos ha costado el ataque: Confianza en el 1×1, en el pase, sincronización entre las jugadoras que vienen a recibir y las que tienen el balón, selección de tiro y velocidad ofensivo, limitar el bote, jugar dentro-fuera-dentro, continuaciones y línea de pase, trabajo sin balón. Y esa poca suma en anotación acababa por influir el rendimiento defensivo, el rebote y el ritmo. Jugamos un buen partido, de concentración y selección durante 28 minutos, con más o menos acierto, jugando y queriendo, compensando las situaciones del contrario. Llevando el juego a nuestro terreno. Pero seguimos pagando caras las desconexiones, que siempre vienen, como decimos, por los fallos ofensivos. Nos falta fortaleza mental para aferrarnos al partido pese a la ausencia de anotación. Podemos, sabemos, pero nos surge de manera instintiva e involuntaria, pese a los esfuerzos de todas. Ya repetimos una y otra vez que nuestros malos momentos son poco escondidos y nos los hacen pagar, mientras que nosotras no sabemos castigar los opuestos. Tuvimos el partido, opciones reales y tangibles, pero el resultado es así.

Creo sinceramente que hemos mejorado a lo largo de la temporada y jornada a jornada. En factores como la movilidad sin balón, la circulación, la lectura, incluso el ritmo y el rebote. La defensa depende en demasía del acierto, pero hemos visto minutos seguidos de mucha intensidad. Cada vez competíamos más y mejor, estando en nuestra mano casi todos los marcadores de esta segunda fase. Pero nos faltan horas de entrenos y nos falta regularidad y confianza en los partidos, que se ve incrementada, pero aún no es suficiente. La comunicación defensiva es imprescindible. Con todo, no hay ahorro o crítica a ni una sola de las jugadoras en una temporada, en cuanto a resultados, dura y compleja. Lo ideal y positivo es sacar las lecturas que nos permitan evolucionar. Nunca rendirse.

Quiero dar las gracias al equipo por su trabajo, por su respuesta, por sus ganas, y por su paciencia con el entrenador (que no es fácil), responsable último siempre del juego y los resultados. Gracias a todas.

Baloncesto Vegadeo: 5 Jenny (0); 7 Vero (0); *11 Susi (2); 12 Mónica (2); 13 Zaida (1); *14 Paula (4); *15 Ceci (5); *28 Alba (6); *31 Carmen (11). 7 de 15 tiros libres, ningún triple anotado, 18 faltas cometidas. Sin eliminadas.

CD Art-Chivo Blanco: 4 Llana (2); 7 Cotarelo (4); *11 Castaño (5); *12 Benito (2); 15 García (2); 17 González (2); *18 Rodríguez (14); *20 Suarez (22). 10 de 16 tiros libres, 3 triples convertidos, 12 faltas señaladas. Sin eliminadas.

Parciales: 13-15; 8-10; 7-12; 3-16.

Árbitros: González I. y Sánchez P. Mesas: De Zarraga y Mariño.

Incidencias: Partido disputado el domingo a las 12 horas en el Polideportivo Municipal de Vegadeo.

Publicado en: Sénior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Próximos partidos

Histórico