PREMIO MERECIDO Y ARREBATADO. UNA INJUSTA DERROTA. Quinta jornada, 2 fase, cadete masculino de primera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

IES ELISA Y LUIS VILLAMIL 44 vs 45 CB LAVIANA 12 de Marzo del 2017

PREMIO MERECIDO Y ARREBATADO. UNA INJUSTA DERROTA

Empieza el partido de forma moderada, para dos equipos que suelen correr y jugar a muchos puntos en sus enfrentamientos. Vegadeo controla el balance defensivo para protegerse de las contras, y selecciona sus ataques con demasiado bote. Así empieza tomando la iniciativa. Pronto recupera Laviana. Con dificultades iniciales debido al ritmo algo más lento, y a sus fallos desde línea de tres, pronto encuentran el acierto exterior y, con un buen minuto final, lideran el marcador 12-15.

El segundo cuarto sigue equilibrado. Los veigueños juegan la penetración, el balón doblado, y castigan con superioridades en transición, pese a perder varios pases. Los visitantes no consiguen contener al jugador principal rival, que les condiciona demasiado. Pero no pierden el pie con su anotación, siempre moviendo el balón, pero en ataques demasiado largos. Ese intercambio de golpes se mantiene hasta el mini parcial final favorable para los del occidente, 7-0, que confirma las sensaciones y pone un 28-22 al descanso.

Se reanuda tras el ecuador con los veigueños alcanzando su máxima, +8. No durará. Laviana ha salido concentrado, decidido a que pasen cosas, acelerando el ritmo y provocando ventajas para su ofensiva. Primero con un 0-9 que les pone por delante. Tras unos minutos de tanteo, donde Vegadeo se pone en zona para frenar el parcial, dos triples visitantes muy dolorosos son contestados por sus adversarios. Un duelo al sol donde nadie quiere quedarse atrás. Con alternancia en el mando del marcador. Un cuarto vibrante, dos arriba para los anfitriones para afrontar los 10 minutos definitivos.

Aquí pasa de todo, siendo muy poco baloncestístico. Nervios, tensión, errores, fallos no forzados, pocos puntos, mucha defensa de contacto. Esa es la mecha, lo normal. Laviana vuelve a girar el tanteo con un 0-4. Vegadeo empata. Se anota uno de cada 10 tiros, y la precipitación hace presa, con pérdidas y tiros que deberían entrar y no lo hacen. Llega la polémica y el cambio de árbitro (no profesional, recordemos). Las protestas visitantes son excesivas. En este clima, con el entrenador local como colegiado, se retoma. Apenas habrá puntos. Los visitantes se la juegan con tiros exteriores, sin éxito. Los locales fallan penetraciones y bandejas con y sin oposición para cerrar el partido. El ambiente sigue tenso. Con uno arriba para los locales se juega el último minuto y medio sin que nada cambie. Y, tras buena defensa y tapón veigueño, los de Laviana se encuentran con posesión, 1 abajo y 4 segundos por jugar. Tras recibir su jugador con más control de balón y no poder tirar, buen 2×1 local, consigue una línea de pase para tiro lejano de un compañero. Que encesta. Victoria visitante. Con matices.

Pudiendo remarcar variables extradeportivas, hoy, que hemos demostrado una mejoría grande y un corazón y voluntad aún más grandes, debemos centrarnos en los factores que podemos controlar y evolucionar. Cada jugada de pases encadenados y movilidad sin balón, sin jugadores estáticos, produce tiros claros. Muy claros. Cuando eso no pasa, condenamos al jugador con balón al bote eterno, a buscarse la vida con un tiro forzado y un uno contra todos, o agotar el bote y esperar que alguien se ofrezca. Hay mucha diferencia entre ambas situaciones. Sabemos, pero parecemos olvidar el cómo de una a otra jugada. No puede ser. Tenemos que jugar siempre con elaboración, con lecturas, con análisis de la situación. Otro defecto son los muchos tiros de alto porcentaje que fallamos: bandejas que se salen porque ponemos toda la fuerza del salto en el balón, y entradas que fallamos bajo aro por no generar el primer contacto con el defensor. Eso, y la falta de reacción en el rebote, donde deberíamos sumar muchos puntos, no por tamaño y sí por habilidad.

Eso, para corregir, de forma puntual. Hoy jugamos bien. Merecimos ganar. La defensa, individual o zonal, con sus despistes, fue modélica. Ayudando, moviéndose, cerrando huecos. Intensidad y actividad, aunque seguimos bloqueando poco el rebote. Cabe preguntarse dónde estaba esta energía otros días. Y el ataque fue más fluido, pudiendo hacerlo mejor. Pero, sobre todo, gestionamos las posesiones, y parece que aprendemos cuándo correr y cuando parar, e incluso los cambios de ritmo.

Repito: merecimos ganar. No pudo ser. No vale todo para conseguir la victoria. Pero estamos orgullosos del equipo, sobre todo de los 6 guerreros que jugaron hoy. Y ellos deben estarlo a su vez. repito lo dicho en el sénior femenino, pues fue fin de semana de épica aunque con derrota:

Con esa actitud y voluntad, con este equipo, al fin del mundo.

IES Elisa y Luis Villamil: *2 Lucas (19); 4 Pablo (3); *5 Dani (11); *11 Matías (2); *35 Nico (9); *41 Álvaro (0). 4 de 9 tiros libres, 2 triples anotados, 12 faltas cometidas. Sin eliminados.

CB Laviana: *4 Suarez (7); *5 Del Río (7); *9 León (0); *11 Romero (0); *13 Pérez-Mancebo (27); *14 Jiménez (2); *15 Rodríguez (2); 18 Camblor (0). 4 de 8 tiros libres. 3 triples anotados, 14 faltas señaladas. Sin eliminados.

Parciales: 12-15; 16-7; 11-15; 5-8.

Árbitros: Local Mesas: Local

Incidencias: Partido disputado el domingo a las 10:30 horas en el Polideportivo Municipal de Vegadeo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Publicado en: Cadete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Próximos partidos

Histórico