DEBIMOS GANAR. Segunda jornada, segunda fase, sénior femenino

COLEGIO ÉCOLE 43 vs 38 BALONCESTO VEGADEO 5 de marzo del 2016

DEBIMOS GANAR

Empieza el partido animado pese al frío exterior. Vegadeo parece sorprender con su dinamismo e intensidad, aun con el frecuente poco acierto. Las ovetenses tardan un poco más en coger ritmo, sobre todo ofensivo, cuando lo hacen, inciden siempre en la misma jugadora para distribuir desde el poste medio, ya sea creando ventajas para ella o para sus compañeras. La defensa visitante baja un poco esta tensión iniciática y el marcador de cuarto es 8-6.

En el segundo se continúan las tendencias. École encadena varias acciones exitosas en defensa, incrementando el contacto cuanto más cerca de la canasta. Las veigueñas retienen mucho el balón sufriendo esa presión, y cometen varias pérdidas castigadas. Esas contras, con inexistente balance defensivo, son aprovechadas por las colegialas para abrir el primer margen serio de 9 arriba. Se reagrupan las de occidente, cuidando más la bola y finalizando los ataques con equilibrio, aunque siempre desde el lado derecho. Un mini parcial pone la ventaja al descanso en 6 para las anfitrionas, gracias sobre todo a su control del rebote en ambos aros.

Tras el paso por vestuario las inercias son parecidas. Empieza con un 2+1 Vegadeo, pero otro 7-0 a modo de respuesta para las capitalinas enciende las alarmas y pone el partido en brete, más decantado de un lado que a otro. Esos 10 de ventaja no pasan de ahí. Cambio defensivo que siempre sube el ánimo y la confianza. A partir de ese momento toman iniciativa las visitantes. Las penetraciones fáciles con ventaja, siempre que se ataca duro el aro, tienen resultado, ya que las locales defienden más el pase interior que el bote agresivo. 0-8 y el choque se pone en dos puntos. No es duradero. Respuesta de nuevo de 7-0. Desde aquí al final, y con las defensas cada vez, más duras, goteo de canastas y tiros libres intercambiados para llegar con 6 arriba local.

El último cuarto crece en emoción. Salen las veigueñas dispuestas a vaciarse por el partido. Penetraciones, contras y anotación repartida, siendo todas amenaza. Un 0-8 las pone por delante en el marcador desde el arranque de encuentro. Sostenido en la buena defensa y concentración, que impiden sumar a las colegiales durante los primeros 6 minutos. No se consolidó la nueva ventaja y el cambio de guardia, algo siempre fundamental en las remontadas, porque recuperaron el liderazgo en apenas segundos, con la confianza o falta de ella que eso supone. Empate. Tiro libre visitante, canasta local. Aquí llegan los errores de la de Vegadeo; los tiros, demasiado rápidos, no entran, se repite siempre el mismo intento de jugada y pase, ya bien ajustado. Y no se suma. Un triple tras asistencia de las ovetenses pone la distancia a más de una canasta. Acercamiento con un solitario tiro libre y tiempo muerto no concedido después. La clave viene ahora. Ataque sin éxito de las locales para defender o cerrar, y tres rebotes ofensivos. Fallo y posesión visitante. Error en jugada rápida y de nuevo, tras fallo de las capitalinas, dos rebotes de ataque les dan tranquilidad y tiempo para, esta vez sí, anotar cerca del final y dejar sin opciones a sus rivales.

Nos faltó fluidez en ataque y seleccionar dónde estaban las ventajas y dónde no. Intentamos buscar siempre las mismas jugadas, pase interior sin continuaciones ni pases de salida (solo algunos por línea de fondo siempre con un buen tiro corto como resultado. ¿Quién se mueve desde lado débil?); bloqueo directo sin ganancia, y retener mucho el balón que permite ajustar a las oponentes. Debemos entender que el pase dentro tiene que ser para soltar y volver a recibir, para ofrecerse en línea de pase, para invertir y jugar. Queremos hacer todos los tiros tras bote, con el desgaste y la bajada de efectividad que eso conlleva. Defensivamente tuvimos momentos de gran concentración con otros donde dejamos hacer con demasiada facilidad y sin dar el máximo. Fuimos superadas por un juego más duro y de contacto y no supimos asumirlo ni igualarlo. Sin tener gran ventaja, nos ganan por ese rebote y defensa. Con todo esto que podemos y sabemos mejorar, los partidos siguen estando en los detalles. Este rebote, aquel tiro, ese ángulo de pase, un bloqueo, un cambio, avisar a la compañera, saber parar o correr. Debemos ser mucho más cuidadosas en cada decisión, aprender de lo que propone el partido y evolucionar y adaptarnos a él usando nuestras armas y escondiendo defectos.

El equipo es cada vez un poco más competitivo, pero seguimos exigiendo más; continuidad, colectividad e intensidad a lo largo de los 40 minutos.

Baloncesto Vegadeo: 5 Jenny (0); 12 Mónica (2); *14 Paula (2); *15 Ceci (6); *16 Patri (7) *28 Alba (7); *31 Carmen (4); 33 Ángela (10). 8 de 20 tiros libres, 0 triples anotados, 15 faltas cometidas. Sin eliminadas.

Colegio École: *4 Quintana (4); *7 Vega (2); 10 Sánchez (4); *13 Ruiz (10); *16 García (4); 21 Palacios (4); 22 Galán (5); *45 Robles (11). 6 de 14 tiros libres, 4 triples convertidos, 22 faltas señaladas. Ruiz eliminada.

Parciales: 8-6; 9-5; 17-17; 9-10.

Árbitros: Redondo e Insa. Mesas: Duran y Duran.

Incidencias: Partido disputado el sábado a las 18:00 horas en el Colegio École de Oviedo.

Publicado en: Sénior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Próximos partidos

Histórico