COMPETIR, MEJORANDO SENSACIONES. Cuarta jornada sénior femenino.

BALONCESTO VEGADEO 39 vs 60 UNIÓN FINANCIERA OVIEDO BALONCESTO-CAU 8 de noviembre del 2015

COMPETIR. MEJORANDO SENSACIONES.

El partido contra el líder de la liga comenzaba con muchas incógnitas, más aún tras la jornada anterior. Y los primeros dos minutos, pese a la concentración y tensión de las jugadoras en pista, apuntaban peligro. No fue así. Las dudas ofensivas desaparecieron con la confianza de las primeras canastas. El equipo local, tras ese empujón moral, no se vio inferior, y atacó fuerte el uno por uno y combinó dentro- fuera para generar puntos. Las ovetenses circulaban el balón por fuera e incidían en el tiro exterior, y la clave estaba en la igualdad del rebote y el ritmo alto de juego, con pocos errores y menos pérdidas. Equidad en el cuarto que se refleja en el resultado de empate al final de los primeros diez minutos.

En el segundo periodo el Oviedo reacciona. Sube líneas e intensidad defensiva, por lo que a Vegadeo le cuesta más anotar y tiene que recurrir a más pases poco agresivos y a tiros forzados. Los puntos fáciles del contra-ataque también desaparecen, y eso, una vez más, contagia a la defensa. Algunos despistes, aislados pero dañinos, conceden anotación sencilla a las visitantes, que empiezan a estirar el marcador sin llegar a romper. Las locales se aferran al partido y la distancia entre unas y otras es más significativa en el tanteo que en las sensaciones. Y hubiese sido más corta de haber anotado alguno de los nueve tiros libres errados.

El descanso rearma a ambos equipos, que salen a pista con fuerzas renovadas. Las defensas se acrecientan, el contacto físico se recrudece, y cada ataque, en ambas zonas, es farragoso, lo que da más mérito a las canastas conseguidas. Puntos muy espaciados, ya que las capitalinas no se encuentran cómodas, y las de occidente fallan situaciones fáciles para sumar. Con todo, la diferencia se reduce y se mueve entre 5 y 9 puntos, con todo por competir. Dos triples en el último minuto, bien defendidos, abren una brecha de 14 ya complicada de recuperar.

El último cuarto es un intento por cerrar el encuentro y terminar cuanto antes de la visitantes, y para acercarse y seguir vivas por parte de las anfitrionas. Para ello intentan asumir más riesgos, tanto defensivos como ofensivos, y con ello concede puntos al igual que los anota. No consiguen esa racha de varias acciones consecutivas con éxito que pudieran rebajar los diez, la barrera psicológica, por detalles y errores en la puntería. Sin dejar nunca de luchar, pero ya con todo decidido, Oviedo anota 7 puntos en el postrero minuto que afean mucho el marcador, y que no habla correctamente de la igualdad en pista.

Mejoró la imagen en función que mejoró la defensa. Gracias a esta defensa, se consiguió cerrar el rebote defensivo. Y de nuevo, a consecuencia de lo anterior, generamos puntos a la contra sin depender tanto del ataque en estático. Trabajo bien hecho. También conseguimos tener mejor circulación y más movilidad, sumada a la confianza para atacar el 1 por 1 con determinación. Sigue fallando ofrecer más opciones y líneas de pase a la jugadora con balón. Y nos cuesta asimilar las malas rachas y tener continuidad, tanto física como de juego, durante los cuarenta minutos. El acierto pasa por la regularidad y no al revés.

Quedan sensaciones encontradas. Malas por la derrota, afeadas por el resultado demasiado amplio, y contaminadas por errores concretos y solucionables. Buenas en el sentido que hay más detalles positivos que negativos. Se luchó bien por el rebote y eso nos da equilibrio, algo fundamental. Recortamos las pérdidas de balón e igualamos las posesiones ofensivas y tiros de uno y otro equipo, vital también. Sin quejarse por ello, tuvimos mala suerte o puntería en varios tiros entre el tercer y el cuarto periodo, que hubiesen dado alas a la moral del bloque para seguir un poco más; llegar un poco más lejos. Esas canastas fáciles concedidas al rival y no anotadas marcan las distancias ahora mismo. Necesitamos a su vez más acierto y lanzamiento exterior cuando nos cierran la zona y las penetraciones; más atrevimiento, más decisiones, más iniciativa.

Un encuentro para coger aire, para reforzarse, para seguir trabajando y luchando, pues este es el nivel mínimo, aun lejos de su tope, que se les puede y debe exigir a estas jugadoras y a este equipo. No bajar de aquí, y seguir subiendo.

Baloncesto Vegadeo: *3 Ángela (11); *7 Verónica (0); 8 Ali (0); *10 Carmen Pastora (13); *11 Susi (4); 12 Mónica (0); 13 Zaida (0); 14 Paula (4); *15 Ceci (4); 28 Alba (0); 31 Carmen (1); 42 Erica (0). 9 de 24 tiros libres, ningún triple anotado, 18 faltas cometidas. Sin eliminadas.

Unión Financiera Oviedo Baloncesto-Cau: 5 Ramos (2); *6 Menéndez (13); 8 Barcina (0); 9 García B. (3); 10 González M.I. (8); *11 Bergel (7); 12 Del Busto (2); *13 García A. (2); *15 Fernández A. (13); 18 Álvarez M. (2); *19 Romero (4); 22 Fernández I. (4). 11 de 22 tiros libres, 3 triples convertidos, 20 faltas señaladas. Sin eliminadas.

Parciales: 16-16; 5-15; 8-12; 10-17.

Árbitros: Prendes y Martín. Mesas: Vega y Marchiano.
Incidencias: Partido disputado el domingo a las 12:30 horas en el Polideportivo Municipal Vegadeo.

Publicado en: Sénior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Próximos partidos

Histórico